Chubut impulsa readecuación de instituciones monovalentes de Salud Mental del subsector privado en clave sociocomunitaria

“Es muy importante que este cambio de paradigma se comprenda y sea adoptado por toda la comunidad, tanto pública como privada, y que podamos desterrar las prácticas manicomializantes que todavía existen, entendiendo que los dispositivos con anclaje en la red sociocomunitaria son superadores y beneficiosos para la salud de las personas”, destacó la directora provincial de Salud Mental Comunitaria, Virginia Conci.

 

El Ministerio de Salud del Chubut, que conduce Fabián Puratich, se encuentra trabajando a través de la Dirección Provincial de Salud Mental Comunitaria, con los equipos técnicos de las tres instituciones monovalentes de Salud Mental del subsector privado que existen en la provincia, para que puedan implementar las correctas readecuaciones que les permitan adaptarse y pasar a ser dispositivos con anclaje en la red sociocomunitaria, según lo establece la Ley Nacional de Salud Mental N° 26.657.

Consultada al respecto, la directora provincial de Salud Mental Comunitaria, Virginia Conci, indicó que “se trata de un proceso enmarcado en los lineamientos nacionales que establecen un plazo de tres años para la readecuación definitiva, a partir del 31 de agosto de 2020, fecha en la que las instituciones presentaron sus proyectos”.

“En Chubut existen tres instituciones privadas que tienen características monovalentes y que presentaron sus proyectos de readecuación, por lo que estamos trabajando con sus equipos técnicos con la finalidad de generar los marcos teóricos y técnicos necesarios para las correctas readecuaciones”, señaló la referente provincial, destacando que “fue muy importante haber puesto un plazo y que los proyectos hayan sido presentados”.

Mesas de trabajo

En este sentido, Conci explicó que “estamos avanzando a través de mesas de trabajo que realizamos de manera sistemática con los equipos técnicos de estas instituciones privadas y con los proyectos que presentaron, todos encuadrados en la Salud Mental Comunitaria y cada uno con sus particularidades en torno a la población que atienden”.

“En un plazo de tres años vamos a trabajar por etapas con las instituciones privadas para que puedan cumplimentar, desde lo posible y lo inmediato hasta lo más complejo y programable, cómo pueden llegar a ser los cambios arquitectónicos y estructurales que les permitan adecuarse en dispositivos basados en la comunidad, que es lo que llamamos Viviendas Asistidas con diferentes niveles de apoyo”, detalló Conci.

Cambio de paradigma

“El proceso de readecuación es un trabajo que implica un cambio en la mirada hacia la Salud Mental. Tal como lo contempla la ley, toda persona que tenga una problemática de Salud Mental y que requiera apoyatura institucional para su rehabilitación y para su posterior reinserción social debe hacerlo en un ámbito en el que pueda tener contacto con su red de apoyo y sus seres queridos, y en el que pueda realizar las actividades que desee”, explicó la referente provincial.

En este sentido, agregó que “se trata de corrernos de la mirada que considera que las personas con problemáticas de Salud Mental son peligrosas y que tienen que estar encerradas, aisladas, segregadas o por fuera de su comunidad; cuando en realidad se trata de personas que tienen una problemática y que pueden llegar a requerir asistencia particular, como también la puede llegar a necesitar una persona con problemas cardiológicos o hepáticos, cada una desde su particularidad y con los tratamientos acordes, pero no por ello desvinculada de la comunidad donde reside”.

“Es muy importante que este cambio de paradigma se comprenda y sea adoptado por toda la comunidad, tanto pública como privada, y que podamos desterrar las prácticas manicomializantes que todavía existen, entendiendo que los dispositivos con anclaje en la red sociocomunitaria son superadores y beneficiosos para la salud de las personas”, destacó Conci.

Plan Provincial de Viviendas Asistidas

Respecto al Plan Provincial de Viviendas Asistidas, Virginia Conci señaló que “se aprobó por resolución ministerial en mayo de 2020 a raíz de un trabajo que realizamos junto a la Dirección Provincial de Prevención y Asistencia de las Adicciones durante el año 2019”, y explicó que el mismo “le dio un marco teórico y legal a los dispositivos de Salud Mental ya existentes en la red sanitaria y, a su vez, permite enmarcar futuros proyectos de Viviendas Asistidas, tanto en el ámbito público como en el privado”.

Asimismo, Conci destacó que “nuestra provincia es pionera desde hace mucho tiempo en la instalación de Viviendas Asistidas para el trabajo con personas con problemáticas de Salud Mental”, precisando que “actualmente en Chubut existen en funcionamiento un dispositivo en Rawson, dos en Trelew, uno en Comodoro Rivadavia y cuatro pronto a inaugurarse en la ciudad de Puerto Madryn”.

Próximos desafíos

“Uno de los desafíos más importantes, en el marco de la estrategia del Ministerio de Salud del Chubut que se propone articular distintas políticas sanitarias con el subsector privado, es seguir acompañando a las instituciones de Salud Mental privadas y gestionar las ayudas necesarias para que sus proyectos sean viables; y asimismo, concretar próximos proyectos de Viviendas Asistidas del ámbito público en otros lugares de la provincia”, concluyó la referente provincial.